En pleno temporal de nieve y frío nos quedaban pocos sitios y ganas para salir de casa, pero dos valientes quedamos el domingo a las ocho de la mañana para desentumecer los músculos, cosa que era complicada ya que mientras esperaba a que José me recogiera el termómetro marcaba -5ºC. Durante nuestro viaje desde Zaragoza por la A-2, veíamos como el termómetro del coche iba subiendo lentamente, pero sin retirarse esa maldita raya que estaba delante de los dígitos, así llegábamos al aparcamiento del Hotel Balneario de Sicilia en Jaraba con la maravillosa temperatura de -9ºC,

Sin apenas pensarlo nos calzamos las botas, toda la ropa de abrigo que llevábamos y empezamos a caminar a toda prisa. Comenzamos siguiendo la senda que parte desde la embotelladora que existe al lado del Balneario, y que se dirige hacia una Ermita, pronto ganamos altura y unas pocas calorías que falta nos hacia. Cuando llegamos a la zona más alta del monte comprobamos que la senda iniciaba el descenso, nosotros decidimos no seguirla y tomar campo a través en dirección a la cresta del cañón del río mesa, alcanzándola sin dificultad. Desde este punto la vista es impresionante, noventa metros por encima del curso del río te hace tener una idea de la visión que tienen los numerosos buitres que por allí habitan.

Seguimos cresteando hasta que encontramos un lugar por donde destrepar hasta el fondo del cañón que es por donde discurre la GR-24. Durante nuestro descenso aprovechamos para echar un vistazo a las numerosas buitreras que existen en sus paredes. También visitamos antiguos corrales hechos por los habitantes de la zona aprovechando los abrigos de la roca y cerrándolos con muros de piedra. Finalizamos el recorrido en la Ermita de Ntra. Sra. de Jaraba y llegamos a nuestro coche siguiendo el cauce del río Mesa.En nuestro regreso nos entro la vena espeleológica y nos introducimos en un agujero que vimos en la cuneta de la carretera y que entraba unos diez metros, aunque no tenia corriente por lo que desistimos de desobstruir.

Fotografías de:
Raúl García