Sendero hacia el Ibón.
La caminata que elegimos para este día discurre por la cara norte del Aspe, es uno de los tramos del GR-11 y esta situada a caballo entre España y Francia, para hacerla aún más atractiva elegimos la variante que recorre la singular “Chorrota del Aspe”, un lugar surcado por varios torrentes procedentes de los neveros del Aspe y un bosque espectacular de hayas centenarias, esto le da al recorrido una variedad de paisajes asombroso, pasando prados de montaña, bosques de hayas o la imponente visión de la cara norte de la Llena de la Garganta.

Comienzan nuestros pasos en la estación de Candanchú (9:30 horas), en un aparcamiento que hay justo pasado el refugio de Santa Cristina. Tenemos que tomar una pista dirección noroeste, para luego buscar las marcas rojas y blancas que señalan el GR-11. Tarea que en este lugar no es fácil, consecuencia de los destrozos que nuestra prospera ARAMON ha causado en algún tramo, movida simplemente por el afán del lucro, aunque quieran camuflarlo con otras campañas solidarias.
El sendero discurre al comienzo por zona de prados abiertos, y después de pasar por el collado de Causiat se dirige en dirección hacia los contrafuertes que caen desde el Aspe. En una primera zona arbolada, la senda discurre bajo la imponente pared, cruza un primer torrente que por el copioso deshielo nos obliga a buscar un sitio para cruzar sin mojarnos. Estamos en la Chorrota del Aspe, la senda se adentra en el bosque de hayas, y después vuelve a salir a los prados donde discurre a media ladera en la misma dirección, llega un momento en que vira apuntando hacia la Sierra de Secús, discurre finalmente por una especie de valle donde abundan los fenómenos kársticos y llega mansamente después de 2 horas 30 minutos al ibón de Estanes, a una altitud de 1754 metros.
ç
Fotografías de:

Javier Ledesma
Jesús María Vicente