Por el sendero hacia la boca. ITX-270
El 5 de junio a las 19:00 horas en el Salón de Actos La Ermita del Centro Cívico Miralbueno, dentro del programa cultural del barrio de Miralbueno (Zaragoza) impartimos una charla sobre los aspectos básicos de la espeleología.
Esta giró en torno al audiovisual elaborado por nuestro compañero y Secretario del Club Miguel Ángel López. Durante una hora repasamos los aspectos básicos de esta disciplina deportiva: historia, geología, biología, topografía y conservación de cavidades; posteriormente se proyectaron fotografías de las actividades que hemos realizado durante el último año.

Por el sendero hacia la boca. ITX-270
El tiempo climatológico, con un fuerte calor, fue nuestro gran enemigo en esta ocasión mermando la afluencia de gente, aun así todos los que acudieron disfrutaron de un coloquio mucho más intenso y personal.

Prácticas de auto-socorro en cuerdas
Cueva del Gato. Épila (Zaragoza)
6 de junio de 2010

Todo espeleólogo debe estar preparado para auxiliar a cualquier compañero en dificultades, y a nosotros mismos en caso de avería o pérdida de nuestro material. Para ello es necesario practicar las diversas maniobras ya estudiadas y plasmadas en diversas publicaciones, para llegado el caso intervenir con mayor fluidez y eficacia. Este tipo de prácticas las debemos realizar como mínimo una vez al año, ya que suelen se farragosas y fáciles de olvidar, a esto hay que añadir que la modificación de nuestros aparatos hace que haya que ir adaptándolas a los nuevos avances técnicos.
En esta ocasión quedamos en la puerta de la Junta Municipal Miralbueno el domingo a las ocho de la mañana, allí acudieron Miguel Ángel, Raúl, Mariano, Beti, Luis C., Marivi, Armando y Luis M. partimos hacia la cavidad y en el camino de acceso a la cueva se unieron Javier, Jorge y Marisa, ya todos juntos despertamos a Chuse y María Jesús que vinieron desde Barbastro y estaban durmiendo en una tienda junto a la cavidad; a media mañana llegó Héctor que venía de correr los 10 kilómetros de Zaragoza.
Una vez en la cavidad lo primero fue instalar diversas vías, así alguno de nosotros daba los primeros pasos en el tema de instalaciones. Cuando todas las vías estaban instaladas Javier comenzó a explicar varias de las técnicas con demostraciones prácticas de las mismas, para después pasar a practicarlas los demás en repetidas ocasiones; mientras otros compañeros repasaban diversas técnicas de progresión por cuerdas.
Conforme realizábamos las diversas técnicas dialogábamos sobre las posibles variaciones o inconvenientes que pudieran surgir, así nos quedo muy claro que ante un posible rescate de un espeleólogo que estuviera descendiendo por la cuerda con un descensor autobloqueante y un mosquetón de freno, este deberá ser lo suficientemente estrecho como para no introducirse dentro del descensor, en caso de tener que ser rescatado desde abajo, para ello comprobamos que el modelo de mosquetón “hamdy” es ideal para evitar este problema y facilitar la maniobra. Otra cosa problemática resultan los pedales de cinta e incluso los nuevos de dynema, los primeros porqué no sirven para izar al herido para el desbloqueo de sus aparatos con ayuda de una polea o mosquetón y los segundos por su reducido diámetro y la imposibilidad de deshacer los nudos que los unen a los aparatos, por lo que resulta casi imprescindible que el rescatador lleve unos metros de cuerda para ayudarse en la maniobras. La conclusión final y más importante es que esperamos no tener que poner en práctica estas técnicas en un accidente real, ya que el tiempo que empleamos para realizarlas distan mucho del necesario para evitar daños cardivasculares del accidentado.

Fotografías de:
Luis Moya
Raúl García
Miguel Ángel López