Participantes: Sandra, Víctor, Jorge, Jesús.

Como algún compañero tenía hambre de montaña, estuvimos barajando varias actividades para esta jornada, y al final escogimos este 3000 que reunía todos los requisitos para saciar nuestras ganas de monte.

Por las diferentes obligaciones de cada uno, no pudimos salir todos a la vez desde Zaragoza, y el punto de reunión sería los planos de Piedra Mula (1920 m.) la tarde-noche anterior.
Para llegar aquí, hay que pasar antes por el parking de Bielsa, donde hay una máquina expendedora de tickets, y tras pago efectivo de 3 euros darle al botón de Pista Ruego.
Luego seguimos por la carretera dirección túnel de Bielsa, nada más pasar Parzan, hay un cartel que indica Chisagües por donde debemos desviarnos.
La pista esta en buen estado hasta una explanada donde hay unas bordas de pastores, decidimos vivaquear allí y al día siguiente coger el todocamino de Sandra, ya que esos dos kms que restan de pista es solo apta para todoterrenos.
A las 6 empezamos a despererezarnos del saco, recogemos nuestro vivac improvisado, desayunamos algo con un café y cogemos el coche para completar los dos kms de pista mala hasta Petramula.
Son las 08:00 a.m. cuando comenzamos andar, varios carteles que nos hacen dudar, nuestro sendero sale unos metros más adelante pasada la curva a derechas de la pista, dirección los lagos de La Munia, por el barranco del Clot.
El comienzo es suave, pero en poco tiempo comienza a trazar Zetas para ganar la pendiente de los prados que nos llevarán al Collado de  las Puertas (2535 m) en 1 hora y media aproximadamente.
Dejamos poco antes  el sendero que sigue dirección hacia el Pico Robiñera , aparecen ya los primeros neveros, las temperaturas altas mantienen la nieve blanda y se puede pasar sin crampones.
Nada más pasar el collado vemos el primer lago de la Munia, lo flanqueados sin perder altura y llegamos al segundo.
Aparece ya nuestro objetivo con palas de nieve que llegan hasta el collado de La Munia. Seguimos sin crampones y decidimos calzarlos en la última pendiente, algo mas inclinada que las anteriores.

En el Collado de La Munia (2500 m) estamos a las 11:00, coincidimos con tres madrileños experimentados, que nos hacen un breve repaso de los picos que desde allí se ven, Troumousse, Neouville, Las Tres Sorores, Aneto….
Acometemos la cresta hacia la Munia, siguiendo unos hitos y una senda marcada que va buscando el paso más cómodo, a ratos se muestra más aerea, pero no es difícil, también en algún tramo vemos mojones que marcan distintos pasos, pero vamos a por lo más evidentes.
Llegamos al famoso paso del gato, nos encontramos con la grata sorpresa de una cuerda y una cadena instalados. Sobre todo porque más que la subida, nos facilitará la bajada, habíamos echado un cordino a la mochila, pero no será necesario sacarlo.
Gana altura la cresta después del gato, y se afila un poco más, pero sigue siendo facil, hablando siempre de personas que estén habituadas a este tipo de terreno.
Llegamos tras la larga cresta a las 12:00 a la los 3133 m. de la Munia, su situación y altura, la convierten en un mirador espectacular.
Disfrutamos un buen rato de la cima y tras comer un poco, y hacer unas fotos. Comenzamos el descenso por la cresta.

Nada mas pasado el paso del Gato, decidimos descender por una traza de sendero empinado, que cae a un nevero hacia la vertiente de Robiñera, pensamos que por aquí acortaremos un poco la bajada. La pala de nieve esta inclinada y nos calzamos de nuevo los crampones. Seguimos dirección lagos de la Munia, hasta conectar con el sendero de subida.

Al llano de Petramula, llegamos a las 17:00. Recorrido completo, con buenas vistas, no tan masificado como la opción de Pineta, y el pico de La Munia, sin ser difícil, tiene personalidad para distinguirse entre otros. De vuelta paramos en un bar de Bielsa, para celebrarlo con unas almondigas y una cerveza, que a Victor y Jorge se les habían antojado.